viernes, 11 de abril de 2014

EL BOSQUE ENCANTADO DE ÓRRIUS

  Acostumbrados a investigaciones en lugares cerrados y abandonados, en esta ocasión decidimos hacer algo diferente y emprender marcha hacia un entorno natural cargado de misterio.
  Cogimos la carretera comarcal que va desde Órrius hasta La Roca del  y alli nos encontramos con este "mágico" bosque, un entorno lleno de historia y arte en plena naturaleza. Lugar que fue habitado por nuestros ancestros, buena fe dan de ello los restos arqueológicos del Neolítico con grutas prehistóricas, menhires y dólmenes que pudimos encontrar durante el recorrido.




  A todo esto hay que añadir las múltiples historias y leyendas sobre duendes que habitan la zona y los misteriosos aquelarres que allí se llevan a cabo.





  Nada más entrar en el frondoso bosque nos quedamos asombrados al encontrarnos de frente con un elefante de grandes dimensiones tallado en piedra y varias figuras parecidas a los moais.






Caminamos unos dos kilómetros aproximadamente y empezamos a encontrar rocas que nos hablaban por si solas de la historia del lugar.
  Una de ellas es la llamada Roca de las Cruces, cuenta la leyenda que en el bosque , en el siglo XVII , habitaba un bandolero, el Perot de Rocaguinarda (citado en el libro de El Quijote), y que fueron numerosos los asaltados en este camino por el bandolero catalán. Se dice que cada una de las cruces simboliza las víctimas del Perot.


    Siguiendo el recorrido nos encontramos con la Roca Foradada, una gran roca con un agujero en el centro donde caben varias personas sentadas, y que da apariencia de refugio


  En la misma zona, también pudimos observar otra roca con forma de pila, llamada el Plato del Rey


  Seguimos avanzando por senderos ascendentes y encontramos el Dolmen de Céllecs, donde tras realizar varias pruebas psicofónicas, una voz masculina nos advertía de que no nos metiéramos dentro, justo en el momento en que nos disponíamos a recoger la grabadora.



  Como punto curioso de la caminata, que nos llamó bastante la atención, hallamos en una grieta este pequeño Belén.


  Finalmente, acabamos el recorrido de aproximadamente 10 kilómetros con las vistas de la ermita gótica de Sant Bartomeu de Cabañes, donde cuentan que en el año 1981 se encontró un tesoro del siglo XI.






Óscar Escobar
Raquel Martínez











No hay comentarios: