miércoles, 21 de mayo de 2014

La Puda de Montserrat

  Nos trasladamos al término municipal de Olesa de Montserrat, donde, a los pies del rio Llobregat encontramos el balneario La Puda de Montserrat. Lejos de lo que fue su próposito, un lugar para el relax y la curación, ahora encontramos un marco lúgubre, desolado, con pestilente olor a aguas putrefactas y que causa cierto desasosiego, no obstante, un lugar fascinante para los amantes de los abandonos.






La primera referencia histórica de la Puda tiene fecha en 1718, cuando el doctor Salvador hizo el primer análisis químico de las aguas, aguas de naturaleza sulfurosa sódica que salen a 32 ºC y que empezaron a brotar del subsuelo desde el siglo XVIII, a raíz de un terremoto.
  En 1818 se empezaron a usar estas aguas con fines medicinales, y en 1829 se comenzaron a construir dos edificios, uno a cada lado del rio, bajo la dirección facultativa del médico Antoni Coca i Rabassa y la colaboración de Salvador Garriga, el cual se suicidó por motivos económicos. Su hermano continuó las obras, asociado con Francesc Castells y Francesc Pedrosa.
  En 1834 los edificios se pusieron en funcionamiento, pero no tuvieron en cuenta la baja altura de la construcción y fueron arrasados por las riadas de los años 1842 y 1843.
  El año 1845, el psiquiatra Antoni Puyadas i Mayans compró los edificios y los terrenos en colaboración con Josep Oriol Negrevernis, con intención de restaurar el balneario y crear un manicomio, pero surgieron conflictos entre los socios y no se llevó a cabo.
  El balneario se amplió a finales del siglo XIX, y a principios del siglo XX se puso de moda entre la burguesía barcelonesa, pero una fuerte crecida del rio lo volvió a destrozar en 1958 y cerró definitivamente sus puertas.
















































Raquel Martínez Gutiérrez
Óscar Escobar





1 comentario:

Minerva CL Pablo RS dijo...

Muy buenas las fotos! El lugar es una pasada, cuando estuve con mi compañera disfruté como un enano paseando por todo el edificio y los alrededores, lástima del estado actual... Por cierto ¿todavía están los dos cerdos enjaulados? Un saludo compañeros!